Categorías
Noticias Reviews

Crónica: Alicia Keys – Teatro Real (Madrid)

Alicia Keys en el Teatro Real (Madrid)

El pasado lunes Alicia Keys dió un pequeño concierto en el Teatro Real de Madrid, TBT: The Black Time estuvo allí de la mano de nuestros enviados especiales al evento y que nos han dejado la siguiente crónica:

Alicia Keys en el Teatro Real de Madrid. Poco más que decir. Dicho recinto, nunca antes abrió sus puertas a un artista pop, asi que nos encontramos ante un acontecimiento histórico.

Antes de dar comienzo el show, alfombra roja con las celebrities que acudian al concierto, y cuya presencia privaba a unas 300 personas anónimas de poder entrar, por falta de aforo. Lo más interesante fue la nutrida representación de la plantilla del Real Madrid: Kaká, Casillas, Raul, CR9, Higuain y los holandeses, Van der Vaart, Van Nistelrooy y Drenthe, que estaban sentados practicamente a nuestro lado.

Más alla de todo el lado rosa (o amarillo) de la noche, estaba Alicia Keys, una de las artistas mas completas e importantes del momento. Con una silueta de lo más estilizada, uno postizo de lo más Lola Flores y una voz de lo mas exquisita, nos deleitó con sus míticas canciones y una selección de los mejores temas del ultimo album, The Element Of Freedom.

Alicia Keys en el Teatro Real (Madrid)

El concierto arrancó con el Empire State of Mind (Part II), que nadie tiene dudas que de aqui a poco tiempo se convertirá en uno de sus himnos y finalizó con la aparición ¿estelar? de Alejandro Sanz, para tocar a duo el Looking For Paradise, que suena muuucho mejor en directo.

Fallen, If ain’t got you (spanglish), Try Sleeping With a Broken Heart, Doen’t Mean Anything, You Don’t Know My Name, No One (posiblemente de los mejores momentos de toda la noche) e incluso una version de lo mas cubana del Womans Worth, fueron transcurriendo entorno a un piano blanco, reluciente, cuatro músicos (donde los bajistas tenían especial protagonismo) y dos coristas, que hacian el resto.

Lo interesante de la Keys, es su versatilidad a la hora de moverse en el escenario. Capaz de levantar a todo el Teatro Real, o de llegar a lo más intimo con su voz desgarrada y sus manos acariciando el piano. Mención especial a Fallen, que hizo las delicias de todos nosotros.

En definitiva, 50 minutos largos de espectáculo que dejaron un buenísimo sabor de boca a todos, excepto a los cientos que se quedaron fuera, por no hacer 4 horas de cola como servidor, para conseguir una posición privilegiada.

Alex Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *